Infección urinaria en adultos

La infección puede ocurrir en diferentes puntos en el tracto urinario, los órganos que pueden verse afectados son los siguientes:

  • Vejiga –  cistitis
  • Riñones –  pielonefritis o infección renal.
  • Uréteres, que  son las estructuras tubulares que llevan la orina del riñón a la vejiga. No es algo usual que se vean afectados
  • Uretra –  uretritis.

Causas

La mayoría de las infecciones urinarias son producidas por  bacterias que penetran por la uretra y ascienden a la vejiga o a los riñones.

Las mujeres son más propensas a contraerlas debido a que su uretra es más corta. La proximidad del meato urinario al ano es otra razón de su vulnerabilidad. Debido a esto, las mujeres tienen mayor probabilidad de contraer una infección después de la actividad sexual o al usar un diafragma para el control de la natalidad. La menopausia también aumenta el riesgo de padecer una infección urinaria.

Los factores predisponentes son: Diabetes, edad avanzada, sonda vesical, incontinencia intestinal, prostatitis, problema anatómico en la uretra, cálculos renales, el inmovilismo y el embarazo.

Síntomas

Los síntomas son: orina turbia, olor fuerte o fétido, fiebre, dolor o ardor al orinar, dolor en el bajo abdomen, necesidad de orinar con frecuencia.

Si la infección se propaga a los riñones, pueden concurrir: escalofríos con elevación de la temperatura corporal, cansancio, enrojecimiento de la piel, confusión mental si el cuadro se agrava, naúseas y vómitos, dolor abdominal intenso. 

Diagnóstico

Un análisis de orina y de sangre suelen ser suficientes para establecer el diagnostico.

Tratamiento

En las infecciones leves de vejiga o uretra, en la mayoría de los casos basta con aplicar magnetoterapia (durante horas). Es decir, un imán colocado en el pubis o en la zona genital, o ambos dependiendo del caso.

Si la infección afecta a los riñones será necesario el uso de antibiótico previa identificación de las bacterias.

Infecciones recurrentes

Algunas mujeres tienen infecciones vesicales repetidas. Además de medidas de carácter higiénico, se recomienda el uso de la magnetoterapia con más regularidad y la toma de un alcalinizante urinario.

Dr. Tikara Otomo

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies